Cómo recibir a tus invitados

Cómo recibir a tus invitados

Cómo recibir a tus invitados

Para ser un buen anfitrión vacacional hacen falta unas buenas dosis de empatía; es decir has de saber ponerte en el lugar de tus invitados. ¿Qué es lo que te gustaría que hicieran por ti?

Lo primero y más importante es recibirlos BIEN, como ellos merecen. Has de pensar que ELLOS, tus invitados, están pagando por sus vacaciones y que vienen a descansar y a disfrutar y para ti el primer contacto es fundamental, pues de él depende la valoración futura que van a realizar de ti y de tu alojamiento.

Necesitan de cariño, amabilidad y grandes dosis de simpatía. Para ser recibidos por una persona con problemas y que no están a gusto se quedan en casa.

Pero claro, ellos no buscan un hotel, buscan unas vacaciones diferentes, en donde el contacto humano es básico. Claro que hay excepciones y te puedes encontrar tanto a personas muy abiertas y comunicativas como a personas que son reservadas, tímidas o sencillamente están cansadas pues, antes de conocerte, han hecho muchas horas y están cansados. Ante estos solo un consejo, observa, escucha y si ves que están cansados dales tiempo. Pásate al día siguiente y salúdales de nuevo, inténtalo otra vez.

Aunque, claro, hay una tercera clasificación, muy minoritaria y que son los realmente antipáticos. Pero estás de suerte, el que ha elegido tu casa de vacaciones no quiere ir a un hipermercado del alojamiento, quiere tener contacto humano.

Yo no os voy a contar como ha de hacerse, os cuento cómo lo hago yo y os doy una fórmula estándar -y que a mi me funciona- para todas las nacionalidades:

  • Has de ser “británicamente” puntual;  tus clientes, invitados, inquilinos se merecen todo el respeto.
  • Cuando yo los recibo los miro directamente a los ojos, les sonrío “de verdad” y les digo en su idioma “Bienvenidos a _______ ”   Seguro que los sorprendes. Un sencillo Bienvenidos, Bienvenues, Wellcome, Willcomen, Benvenutto, hace milagros. Yo sé que los españoles somos muy besucones, nos encanta dar dos besos a cualquiera que conocemos, pero allende de nuestras fronteras las cosas no son como aquí. Mi recomendación: Ofréceles la mano. Ya llegará el momento de ser “Españoles”
  • Interesate de cómo ha ido el viaje, si están cansados. Dales algo de conversación observa y escucha.

    Escuchar, interesarse y ayudar

  • Mientras escuchas, observa, cuenta los inquilinos que vienen y recuerda cuantos han contratado.
    • Si son menos, interésate por la gente que falta, Qué es lo que ha pasado, si hay alguien enfermo. Esto les hará sentir importantes (y es que lo son)
    • Ahora bien, si son mas, cosa habitual con los invitados españoles, tenemos un pequeño problema que debemos solventar de forma rápida, amable pero tajante. Se lo has de hacer ver de forma educada pero firme y les has de explicar que el acuerdo al que habéis llegado era por N personas y que aparecen N+X personas. Se le ha de hacer ver que cada persona que ocupa tu vivienda tiene consumos en electricidad, agua y uso de la vivienda. Es decir que independientemente de la edad de estos, estas personas consumen y que has acordado un precio -el que sea- por un número determinado de personas.
  • Acompáñalos a la vivienda vacacional y muéstrales todos y cada uno de los rincones de la casa. Esmérate, enséñales la cocina su equipamiento y cómo funcionan al menos el horno y la cocina. Muéstrales los dormitorios y dónde están las sabanas toallas, etc. Cómo funciona la TV encendiéndola. Muéstrales y ayúdales a conectar la WIFI -no todo el mundo es un experto como tu-. No te creas que estés perdiendo el tiempo, este ganado tiempo, llamadas a horas intempestivas y quebraderos de cabeza. Muéstrales, si tienes, la guía de la casa en donde están detallados los elementos de esta.
  • Gasta un poco de tiempo en interesarte sobre cuáles son sus expectativas en sus vacaciones, escúchales, y explícales que pueden hacer y a donde pueden ir en su descanso anual.
  • Cóbrales el alojamiento si aun no lo has hecho. No somos una ONG. Es un apartamento o casa de vacaciones y has de cobrar por adelantado los servicios
  • No inviertas más de una hora en todo esto, seguro que están cansados y quieren empezar a disfrutar de su descanso.
  • Finalmente acuerda una hora para el momento en que ellos acaben sus vacaciones en tu alojamiento.

Espero que estos sencillos consejos te sirvan para tener evaluaciones positivas. En futuros posts os hablare de que hacer con otros aspectos de la relacion con los clientes y de lo que te afecta a tu desempeño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s